Nadi Shodhana Pranayama: respiración de fosas alternas

Nadi Shodana es una de las seis técnicas respiratorias principal que consiste en inspirar por la fosa nasal izquierda, espirar por la derecha, inspirar de nuevo por la derecha y espirar por el izquierdo. Una de las fosas es pues alternativamente bloqueada con la ayuda del pulgar y del anular de la mano derecha; por eso esta técnica recibe el nombre de respiración de fosas alternas.

Pasos.

Empiece en una postura en la que te sientas cómodo. Puede estar sentado con la espalda recta y los hombres relajados. Si quiere coloca un cojín sobre las piernas para apoyar mejor el codo.

Cierre suavemente la fosa nasal derecha con el pulgar. Inhala por la fosa nasal izquierda y luego ciérrala con los dedos meñique anular. Abra y exhale lentamente por la fosa nasal derecha.

Mantenga abierta la fosa nasal derecha, inhale, luego ciérrela y ábrala y exhale lentamente por la izquierda. Este es un ciclo y hay que repetirlo de 3 a 5 veces.

Después de cada exhalación, recuerde inhalar por la misma fosa por la cual exhalaste. Mantenga los ojos cerrados y continúe realizando respiraciones largas y profundas durante todo el proceso de manera relajada.

Nadi Shodana es una de las seis técnicas respiratorias principal que consiste en inspirar por la fosa nasal izquierda, espirar por la derecha, inspirar de nuevo por la derecha y espirar por el izquierdo. Una de las fosas es pues alternativamente bloqueada con la ayuda del pulgar y del anular de la mano derecha.

Pasos.

Empiece en una postura en la que te sientas cómodo. Puede estar sentado con la espalda recta y los hombres relajados. Si quiere coloca un cojín sobre las piernas para apoyar mejor el codo.

Cierre suavemente la fosa nasal derecha con el pulgar. Inhala por la fosa nasal izquierda y luego ciérrala con los dedos meñique anular. Abra y exhale lentamente por la fosa nasal derecha.

Mantenga abierta la fosa nasal derecha, inhale, luego ciérrela y ábrala y exhale lentamente por la izquierda. Este es un ciclo y hay que repetirlo de 3 a 5 veces.

Después de cada exhalación, recuerde inhalar por la misma fosa por la cual exhalaste. Mantenga los ojos cerrados y continúe realizando respiraciones largas y profundas durante todo el proceso de manera relajada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *