Ustrasana o postura del camello

La postura del camello o ustrasana es un asana que nos ayuda a fortalecer los músculos de la espalda, corregir los hombros caídos y mejor la circulación, entre otros beneficios. A pesar de no ser de un nivel muy avanzado, sí que conviene haber practicado con otras posturas más sencillas antes de hacer el ustrasana.

A pesar de sus beneficios, es una postura contraindicada para personas con embarazo, hipertensión, problemas cardíacos, hernia, migraña, insomnio, lesiones en el cuello y en la zona lumbar, dolores de cabeza frecuentes, operaciones quirúrgicas recientes en el abdomen (apendicitis, hernia, cesárea, etc.) y enfermedad inflamatoria intestinal.

Pasos:

–       Comenzamos de rodillas con los dedos de los pies hacia atrás, los hombros y brazos relajados y la espalda recta, de forma que nos mantenemos erguidos.

–       Colocamos las manos sobre las lumbares y, con el pecho abierto y sacándolo hacia el techo, empujamos un poco el pubis hacia delante. Mantenemos unos segundos en esa postura mientras respiramos hondo.

–       Tras unos pocos segundos, nos inclinamos llevando la cabeza hacia atrás y agarrando los talones con las manos, siempre con el pecho proyectado hacia el cielo. Una vez más, mantenemos la postura respirando profundamente. En este paso tendrás que concentrarte en adelantar las caderas y en aumentar el arco de la columna mientras mantienes verticales los muslos.

–       Regresamos a la posición vertical y repetimos el movimiento unas pocas veces más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *